Blog Hoteles.com

Recorriendo Yucatán

Ya sea por su basta gastronomía, sus majestuosas zonas arqueológicas, sus bellas reservas naturales, su larga historia o la hospitalidad de su gente, Yucatán siempre será una buena opción para vacacionar, un destino con todo.

Fui por primera vez hace 4 años y quedé con ganas de volver, lo deseé y se me cumplió, ahora regresé con amigos invitados por Hoteles.com para descubrir más rincones, ahora de vuelta en casa sé que necesito planear un tercer viaje porque aún me queda mucho por recorrer.

‘Tuvieron suerte, el clima está ideal’ nos dijeron las personas que nos recibieron afuera del aeropuerto, Mérida es muy caluroso pero era noviembre y el calor ya no era tan intenso como suele ser en otros meses.

Durante los cinco días que pasé en Yucatán pude aprovechar el tiempo al máximo y así disfrutar y conocer lo más que pude. Un viaje bien organizado fue la clave para que todos pudiéramos gozar, pasear, descansar y además hacer fotos que tanto nos gusta.

En verdad he vuelto maravillado y es por eso que deseo compartirte mi itinerario de este viaje de sazones y colores para te animes a recorrer también este fascinante territorio maya.

Día 1:

Hacienda Misné
Panuchos

Llegamos a la ciudad de Mérida y nos fuimos directo a la Hacienda Misné un lugar rodeado de vegetación con habitaciones muy amplias, uno no se dar cuenta que está en la ciudad, es un oasis. Una vez que llegó la hora de la comida nos dirigimos al centro, no podía ser a otro lugar que no fuera en la famosa Chaya Maya, un restaurante tradicional cuya carta es muy variada y todo es garantía. Lo ideal es pedir varias entradas al centro para compartir y un plato principal cada quien, que delicia.

El centro de Mérida ofrece un gran número de atractivos para recorrer así es que si no sabes por donde comenzar te recomiendo tomar el turibús para darte una idea de qué ver con calma más adelante.

Ahí mismo en el centro hay un gran número de opciones para cenar o para tomar algo si así lo prefieres, nosotros optamos por la segunda y fuimos a La Negrita donde el ambiente es muy agradable y tiene música en vivo.

Día 2:

Hacienda San José A Luxury Collection

La clave es levantarse temprano para que el día rinda, diría mi madre, así es que luego de desayunar en el hotel tomamos carretera por una hora y media para ir a Celestún, una pequeña población donde se encuentra una importante reserva de la biósfera, al llegar fuimos directo al embarcadero para abordar la lancha ($1,600 para 8 pasajeros) que nos llevó a la zona donde se pueden avistar flamencos. La experiencia es algo increíble que te dejará maravillado, tienes que vivirlo, el recorrido no termina ahí, el paseo incluye conocer la Isla de los Pájaros, el túnel de manglares y el ojo de agua Baldiosera donde se puede uno dar un chapuzón para refrescarse.

Al terminar fuimos a comer al restaurante Los Pámpanos que está justo frente al mar, muy recomendable por frescura y precio. Aprovecha para llevar traje de baño y toalla para vivir la experiencia completa.

De regreso nos dirigimos a Hacienda San José Cholul, un lugar lleno de historia alejado de la ciudad e ideal para desconectarse, sus bellas habitaciones están rodeadas de exuberante vegetación y cuentan además con jacuzzi provado en el jardín, por la noche su tenue iluminación crea una atmósfera mística y muy acogedora, lo difícil será irte de ahí, a todos nos encantó y su alberca ni se diga, un espacio perfecto para convivir y relajarse.

Día 3:

Uxmal

Hacienda Sotuta de Peón

No sé tu pero cuando estoy de vacaciones no me pesa levantarme temprano y es que me invade la emoción de pensar en conocer nuevos lugares.

Así es que después de un desayuno a temprana hora, nos dirigimos a la zona arqueológica de Uxmal donde pasamos aproximadamente 2.5 hr admirando uno de los asentamientos mayas más importantes y emblemáticos de Yucatán, cada edificio y cada rincón está lleno de detalles que cautivan y lo hacen un lugar imponente. La zona arqueológica abre toda la semana de 8 am a 5 pm, si llegas temprano evitas el calor y aglomeraciones, la entrada es de $70.

Al terminar nos dirigimos hacia la Hacienda Sotuta de Peón, una hacienda henequenera de finales del siglo XIX para ver el proceso de fabricación de sogas y demás productos elaborados con esa fibra. Esta misma hacienda ofrece el servicio de restaurante y tiene un cenote tipo caverna con agua cristalina y fresca que hará muy placentera la estancia.

Día 4:

Luego de desayunar en el hotel tomamos carretera para dirigirnos a Homún, una población donde hay varios cenotes, nosotros visitamos Tza Ujun Kat, Santa Rosa, Santa María y Balmí, todos totalmente diferentes y espectaculares, la entrada a cada uno de ellos oscila entre los $25 y $35, bastante económicos. Una vez hecho ese recorrido volvimos a tomar carretera para ir a Izamal, el famoso pueblo mágico cuyo color amarillo predomina en todas las casas y su imponente convento franciscano atrae para recorrerlo con calma por todas sus esquinas. Disfruta de la calma de sus plazas y aprovecha para disfrutar una marquesita, tradicional antojito yucateco tipo crepa crujiente relleno de queso holandés o de algún otro relleno dulce, hay varias opciones de donde escoger, tienes que probarlas.

Esa tarde volvimos a Mérida y nos hospedamos en Casa de Las Palomas, un bello hotel boutique muy cerca de restaurantes, sitios de interés y a pocas cuadras de la Plaza Grande. Súper acogedor.

Era la última noche en Mérida, el tiempo voló, queríamos salir a tomar algo y celebrar la ocasión, celebrar la amistad y el buen tiempo que ahí pasamos, entonces luego de alistarnos nos dirigimos a Pipiripau, un ‘salón de fiesta y cerveza’ como se autodenominan, la música en vivo le puso el toque especial a la noche, vaya que la pasamos muy bien.

Día 5:

Catedral de Mérida
Pasaje de la Revolución

Dio tiempo para descansar un poco y por qué no, recorrer nuevamente algunas de las calles del centro de Mérida que nos hayan faltado caminar y adquirir de una vez los recuerdos que llevaremos a casa, al fin y al cabo el aeropuerto está a 20 minutos en auto.

Así fue como nos sucedió este viaje, un paseo lleno de nuevas experiencias y momentos muy divertidos que nunca olvidaremos, sin duda volvió a superar mis expectativas, todavía no me iba y ya pensaba en lo mucho que iba a extrañar, espero el destino me tenga preparado otro viaje pronto por allá.

¿Entonces, para cuándo te animas a ir a Yucatán?.

Recomendaciones:

  • Si puedes prolongar tu estancia incluye Chichen Itza, Kabah, Las Coloradas, Ría Lagartos.
  • A partir de noviembre es cuando comienzan a llegar los flamencos a Celestún.
  • No olvides llevar repelente, sombrero, lentes de sol y bloqueador.
  • Lleva ropa ligera, casi todo el año hace calor.
  • Hay cenotes por todos lados así es que lleva traje de baño, chanclas y toalla.
  • Ten cuidado con el chile habanero, yo sé lo que te digo.
  • Procura pasar la última noche no muy lejos del centro o del aeropuerto.
  • Chequé hospedajes en Hoteles.com porque su programa de recompensas me da 1 noche gratis al acumular 10, saca cuentas, te conviene.

Consejos para hacer mejores fotos:

  • Recuerda que a partir de octubre termina el horario de verano y por lo tanto tienes menos horas de luz para hacer fotos.
  • En las zonas arqueológicas no está permitido entrar con tripié.
  • Si tienes cámara de acción llévala, será ideal que la uses en los cenotes.
  • Sal siempre con las pilas cargadas y memoria suficiente.
  • En Celestún no te puedes acercar menos de 20 m de los flamencos, lleva un telefoto.
  • La hora dorada es ideal para hacer fotos en Izamal.
  • La gente en Yucatán es muy amable pero aún así pide permiso antes de retratarla.
  • Una de las mejores vistas de Uxmal es desde lo alto del Palacio del Gobernador, ahí harás muchas fotos.

Frank Coronado

4 Comentarios

  • Maravillosos comentarios!! Quedé fascinada y eso que vivo en Mérida. Verlo desde otra perspectiva, la de viajero turista es padre. Hay lugares q aun no conozco ya q nací en el estado de Campeche. Felicidades!!

  • Me gustó mucho tu relato. Hace un par de años, también tuvimos la oportunidad de estar en Mérida y sus alrededores y disfrutamos muchísimo esa bella ciudad. Algunos lugares de los que mencionas como Celestum lo visitamos, un verdadero paraíso. Si, tendremos que volver a ver tantas maravillas que hay. Gracias por las recomendaciones.

  • Yo acabo de regresar de Mérida y al igual que tú quede maravillada y me he prometido regresar, debido a que tiene todo tipo de opción para recorrer y conocer, yo fui a Puerto Progreso, Pisté, Chichén Itzá y Valladolid. Pero quiero conocer más.

¡Síguenos!

Sigue a Hoteles.com en las redes sociales.

¿Tienes un blog y quieres hacer una alianza con los hoteles? ¡Escriba para nosotros!
E-mail: hoteles.com@jeffreygroup.com