Blog Hoteles.com
Sayulita

Sayulita, la magia en sus calles y playas

Escápate a Sayulita para vivir experiencias únicas

Visitar Sayulita es sinónimo de escapar de la realidad del día al día. Conforme te acercas a través de sus carreteras, te das cuenta de que este pueblo mágico ubicado en la Bahía de Banderas, al sur del estado mexicano de Nayarit, es único. Es un gran retrato de las aguas del Océano Pacífico y de la calidez del pueblo mexicano.

 

Se encuentra a 127 km de Tepic, la capital del estado, y este tramo comprende 2 horas con 20 minutos si decides llegar en tu auto desde ahí. No obstante, desde Puerto Vallarta, en Jalisco, se toman solo 40 minutos de distancia por la carretera que lleva a Punta de Mita y Bucerías, razón por la cual suele pensarse que Sayulita es parte del estado jalisciense. Para llegar en avión, se recomienda tomar un vuelo hacia el Aeropuerto de Puerto Vallarta.

Cuando llegas al pueblo mágico de Sayulita, comprendes de inmediato por qué fue nombrado así. Sus calles empedradas, los colores que decoran las casas de sus habitantes, la diáfana playa azul que se traza como meta al final del recorrido y sus actividades ecoturísticas te confirmarán que has llegado a un rincón excepcional dentro del país. Además, es uno de los destinos favoritos de mochileros de todo el mundo y es tal que muchos jóvenes paisanos y extranjeros han adoptado como hogar lo que alguna vez fue el lugar de trabajo de personas que se dedicaban a la extracción de coco.

¿Por qué es un pueblo mágico?

A raíz del éxodo de miles de jóvenes mexicanos y extranjeros que se dedican a venta de artesanías y recuerdos para los turistas, Sayulita ha heredado en los últimos años un estilo que recuerda al estilo hippie de los años sesenta, que proclama amor y paz como una filosofía de vida que ha sobrevivido al tiempo y se ha fusionado con la vibra única del lugar.

Como parte del misticismo de Sayulita, muchos lugareños aseguran que el pueblo surgió hace más de 5000 años gracias al dios de las olas Oz, quien contempló el lugar como el sitio perfecto para que las olas no se rompieran nunca. La realidad es distinta: Fue un territorio más descubierto por los españoles alrededor del año 1524 y estuvo habitado por diversos grupos indígenas que sumaban más de 100 000 habitantes en 40 pueblos. A causa de las constantes batallas, la población se fue reduciendo hasta que, a principios del siglo XX, Sayulita estaba conformada por tan solo siete familias que se dedicaban a la extracción de coco, pero a finales de los años 40 su producción se redujo y los pobladores comenzaron a dedicarse a la agricultura y a la ganadería.

Sayulita es un pueblo relativamente joven, ya que su vibrante estilo, tal y como lo conocemos, inició desde la construcción de la carretera La Varas-Vallarta, la cual promovió la aparición del turismo a partir de 1965. Esta actividad llegó para complementar los ingresos de las pocas familias que se dedicaban a la agricultura (actividad poco practicada en el lugar actualmente) y pronto se dieron cuenta del potencial del pueblo.

Como parte de un proyecto de expansión turística, el gobierno ordenó la construcción del pueblo tal y como luce en la actualidad. Las piedras se adueñaron de las tradicionales calles del lugar, además del kiosco, la plaza, las banquetas… No entraremos más en detalles. Sigue leyendo para conocer lo que te depara la increíble aventura de vacacionar en Sayulita.

Atrévete a experimentar cosas nuevas en Sayulita

Es el mejor consejo que te podemos dar: Si llegaste a Sayulita, te recomendamos vivir la ciudad al máximo, en todo su esplendor. Esto incluye surfear.

 

¡Así es! Sabemos que en este momento piensas que no es buena idea porque es probable que no sepas ni cómo subirte a una tabla de surf, pero si por algo es famosa esta localidad es por la gran facilidad que hallan los surfistas para practicar aun sin tener las destrezas elementales para ello.

Si has practicado alguna vez o practicas skateboarding o longboarding no tendrás muchos problemas para comenzar en el surf, pero si es la primera vez que lo harás, ¡no te preocupes! Encontrarás tanto escuelas especializadas como personas que te guiarán con gusto a través de las aguas más tranquilas. La hora recomendada para comenzar las lecciones es en la mañana, mientras que en la tarde las olas están más altas y son las que aprovechan los más experimentados para probar su destreza sobre la tabla.

Te recomendamos pasar por las escuelas Wildmex Surf y Lunazul Surf School para preguntar sobre las clases de surf, sea cual sea tu nivel. Wildmex tiene un horario de 8 de la mañana hasta las 8 de la noche y Lunazul abre desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Te invitamos a pasar a sus sitios oficiales para obtener información adicional.

Sayulita no es un lugar exclusivo para jóvenes que buscan experiencias nuevas. Es cierto que la mayoría de los turistas rondan entre los 20 y 30 años de edad, pero puedes llevar a tus hijos pequeños a que pierdan por completo su miedo al agua al montarse en una tabla de surf y a pasear por las calles montados en ponis. Te recomendamos que se despierten temprano para hacerlo, ya que el sol es bastante muy fuerte alrededor del mediodía.

Otra peculiaridad de Sayulita es la sesión de cumbias que se celebra cerca de la playa todas las tardes. ¡No dudes en unirte para aprender o perfeccionar tus pasos de fiesta! Mientras tanto, en el Restaurante Don Pedro’s podrás bailar salsa. Tienes una cita cualquier lunes a partir de las 6 de la tarde para practicar tus mejores pasos en la pista.

Por último, ¡no olvides pasar por el mercado del pueblo que se pone cada viernes! Alrededor de 80 comerciantes se congregan para difundir el espíritu de este pueblo mágico a través de sus productos. Podrás encontrar café, artesanías, e incluso productos orgánicos que fueron producidos por los mismos vendedores. Amenizado por música en vivo y un ambiente extraordinario, este punto resalta cada fin de semana en las calles de Sayulita.

Sé un habitante más, sé parte de Sayulita

Lo fantástico de Sayulita reside en la gran variedad que tienen tanto los mochileros como los turistas de elegir dónde dormir. Hay diversos hoteles como hostales que siguen la línea del pueblo y que ofrecen amenidades extras como bares, piscinas, spa y terrazas con vistas increíbles a la playa.

 

Los hoteles más solicitados por los vacacionistas son el Siete Lunas y Papelillo Lofts, el que además te ofrece 18 meses sin intereses sobre el costo total de tu estancia. Ambos hoteles recrean el misticismo de este pueblo mágico, el cual te seguirá hasta la hora de descansar.

Siéntete libre de vivir la experiencia Sayulita a tu gusto. Puedes consultar más información sobre los hoteles en sus sitios oficiales.

La comida típica de Sayulita que no querrás perderte

Siendo una zona aledaña a la playa, la gastronomía típica de este pueblo mágico incluye platillos elaborados a base de mariscos, como el pescado zarandeado, preparado sobre una charola de madera seca quemada, el cual le proporciona un ahumado especial que te dejará con ganas de probar más. Este es el más destacado de la región y no puedes terminar tu viaje en Sayulita sin pedir un platillo.

Entre las opciones culinarias que tienes son el soporrondongo, el cual es un tamal que se prepara con masa de elote, se fríe y es de tamaño pequeño. Si bien es cierto que las gorditas son parte de la muestra gastronómica de México, en Sayulita las probarás y pensarás que no las habías probado antes.

Pero si buscas probar algo que difícilmente hallarás, te recomendamos pedir el posi, una bebida que se prepara con masa de maíz, tuna, azúcar y la cuala (una mezcla de coco de aceite molido, leche y una porción de masa). Tampoco puedes perderte la tuba, el tejuino, el agua de coco y el agua de nanche, todas de gran tradición local.

Entre los restaurantes que te pueden ofrecer estos platillos y mucho más se incluyen el tradicional Don Juan, el Carmelita y El Costeño, este último ubicado frente a la playa.

Evita hacer lo siguiente para no estropear tus vacaciones en Sayulita

Es común que los viajeros principiantes busquen comodidad a cualquier costo, por lo cual algunos visionarios han optado por ofrecer la renta de carros de golf para recorrer el pueblo. La elección de este medio de transporte queda a criterio de cada turista, pero lo ideal es transitar las calles a pie para apreciar mejor lo que Sayulita tiene por ofrecerte.

Otro hecho común es buscar establecimientos que te ofrecen aquello a lo que estás acostumbrado a tener en la ciudad (ya sean alimentos y bebidas u otras actividades que por lo general incluyen los hoteles). Te recomendamos correr hacia la playa, sumergir tus pies en las olas provenientes del Océano Pacífico, sentarte en la arena y dejarte envolver por la tranquilidad que ofrece el atardecer.

En resumen, ¡la vida en Sayulita es una gran fiesta! Acompáñalos y conviértete en el invitado especial. ¡Hay demasiado por hacer!

¿Has ido a Sayulita y quieres compartir más formas de pasarla genial? ¿Quieres conocer más sobre este pueblo mágico? ¡Déjanos un comentario!

Equipo de Hoteles.com

Añadir comentario

¡Síguenos!

Sigue a Hoteles.com en las redes sociales.

¿Tienes un blog y quieres hacer una alianza con los hoteles? ¡Escriba para nosotros!
E-mail: hoteles.com@jeffreygroup.com