Blog Hoteles.com

Chocholá: tan lejos del estrés, tan cerca de Mérida

Hospédate y conoce el edén escondido en Yucatán

Imagina este escenario: estás en la ciudad, hasta la coronilla de tanto chambear o incluso de no hacer nada (porque crean o no, dedicarse al ocio también es cansado señores). Está empezando el fin de semana y ya sabes, la combinación de todos estos factores activa tu modo explorador y te empieza esa cosquilla, esas ganas de escaparte un rato y recargarte de energías. Chocholá: tan lejos del estrés, tan cerca de Mérida.

Chocholá
Chocholá: tan lejos del estrés, tan cerca de Mérida

Así que empiezas a conducir y sales de Mérida, tomas la carretera costera a Campeche, conduces 23 kilómetros desde el Periférico y en 20 minutos llegas a la localidad de Chocholá, en el territorio que antes de la conquista de Yucatán perteneció a los Ah Canul. El sonido de la tranquilidad es lo único que escuchas ahora, estás rodeado de selva… Y es aquí damas y caballeros, que empieza lo bueno.

¿Y si no vivo en Mérida ni cerca de Yucatán?

Vivas donde vivas, no podemos dejar que te pierdas la experiencia de conocer el estado de Yucatán y sus maravillas. Puedes llegar a la capital yucateca en avión; muchas aerolíneas ofrecen vuelos directos desde varios estados del país. O si prefieres, también está la opción de llegar en autobús desde la Ciudad de México o varios puntos del centro y sur del país; eso sí, el viaje puede ser largo, pero te aseguramos que valdrá la pena, así que sigue leyendo, porque esto te va a gustar.

El cenote San Ignacio, entre las principales atracciones de Chocholá

La palabra Cenote viene del maya y significa “hoyo con agua”. Lo sabemos, suena simple, pero para que esos hoyos con agua se formaran, se han necesitado millones de años. Se calcula que en el estado existen alrededor de 2,400 cenotes de todos los tamaños, sabores y formas: abiertos, semiabiertos, subterráneos y en gruta.

Chocholá
El cenote San Ignacio ha mantenido las mismas características desde hace millones de años

El cenote San Ignacio ha mantenido las mismas características desde hace millones de años a pesar del paso del tiempo, lo que le da una belleza digna de cuentos fantásticos. Los cenotes no se encuentran en cualquier parte, así que la península de Yucatán, es uno de esos pocos sitios privilegiados en el mundo.

Llegando al Cenote

Chocholá es un pueblo pequeño, su población apenas rebasa los 4500 habitantes (de esos pueblitos donde todos se conocen) así que no te será difícil llegar al cenote, la principal atracción del municipio. Para ello, puedes tomar un tricitaxi o caminar unas cuantas calles y así de paso conocer la localidad. Al llegar, vas a encontrar la típica tienda de recuerditos donde puedes comprar desde un chaleco salvavidas hasta una salsa (¡cómo no!) de chile habanero.

Después de registrarte, puedes dejar tus cosas en uno de los casilleros que están disponibles. Ahora sí, ponle traje de baño a ese cuerpo de verano y con toalla en mano baja esas escaleras angostas directo al paraíso.

Un cenote que se adapta a tus necesidades ¡Qué tal!

Una característica interesante de este cenote es su efecto térmico inverso a la temperatura de la superficie. Es decir, que de noviembre a febrero cuando afuera está a unos 16 °C, adentro la temperatura es de 28 °C. Y el resto del año, mientras Chocholá se derrite a 40 °C o más, el cenote se mantiene fresco, a 28 °C, así que no importa en qué época del año vayas, siempre te va a caer bien una bañadita en sus aguas.

¿Y qué más se puede hacer ahí?

Para las almas inquietas y ambiciosas, que no se conforman con las espectaculares aguas azul intenso del cenote, el recinto ofrece otras actividades y servicios como el esnórquel nocturno, una granja didáctica donde se encuentra un precioso aviario de 30 metros de largo. Una piscina en el área verde y un restaurante con capacidad para 170 personas y más de 30 platillos regionales. Que sí, que ya sabemos que la cochinita es la cochinita, pero dale oportunidad a algo nuevo y pregunta por el frijol con puerco, la chaya con huevo, los papadzules y los tamales.

Chocholá
Que sí, que ya sabemos que la cochinita es la cochinita, pero dale oportunidad a algo nuevo

Puedes alquilar una bicicleta para hacer el recorrido y conocer el horno maya de carbón, la pirámide maya, el henequenal y las sascaberas (yacimientos de sascab, material usado para preparar mezclas para la construcción). Ahora que si prefieres pasar la tarde descansando en una hamaca, se puede, porque también las rentan.

Servicios especiales

¿Te vas a casar? Los encargados del cenote te preparan el servicio de comedor de día o de noche, y hasta te organizan la entrega del anillo de compromiso o cualquier pachanga en la que estés pensando.
El cenote San Ignacio abre todos los días, para información sobre horarios y tarifas, te sugerimos visitar la página oficial

Hoteles en Chocholá

Chablé Resort & Spa

El Chablé Resort & Spa es un atractivos famosos de Chocholá, un espacio de lujo diseñado totalmente para que te relajes y te olvides de todo. Se encuentra en un cenote natural y ocupa un área de 3000 metros. Cuenta con doce habitaciones, tres temazcales, una habitación doble, sauna, suite spa con piscina privada, cuarto de vapor, jacuzzi, restaurante, duchas, gimnasio, bañera de hidromasaje, cabina de sal, circuito de hidroterapia, spa boutique, salón de belleza y piscina infinita al aire libre, entre otros servicios.

Chocholá
Casa de lujo, en Chable Resort and Spa

El hecho de que esté tan cerca de Mérida, lo hace ideal para escapar un fin de semana o semanas enteras a la selva de Yucatán. El Chablé Resort & Spa es un hotel con 38 casitas y dos villas.

Hacienda Santa Cruz

La Hacienda Santa Cruz está ubicada en Mérida, cuenta con 25 habitaciones, restaurante y bar o salón lounge, 2 piscinas al aire libre, desayuno disponible, servicios de spa, servicio de limpieza diario y Wifi gratis y estacionamiento gratis.

Chocholá
Habitación doble de lujo, en Hacienda Santa Cruz

Cerca del hotel está situado o Museo de la Ciudad de Mérida, Palacio Municipal y Plaza Grande.

Oferta culinaria

El Chablé tiene tres restaurantes: Ixi’im, Ki’ol y el Spa Restaurante; que se surten principalmente de alimentos cosechados en el jardín maya del hotel. La oferta culinaria fue diseñada por el reconocido chef Jorge Vallejo, cuyo restaurante en la Ciudad de México fue elegido como el número 22 entre los 50 mejores restaurantes del mundo.

Chocholá
El Jardín Maya funciona con métodos orgánicos de cultivo

El Jardín Maya funciona con métodos orgánicos de cultivo, y recrea técnicas de cosecha de más de un siglo de antigüedad. Se forma de jardineras hechas de maderas de la región y sin elementos hechos por el hombre, llamados “Ka’anche” en maya. Si te interesa la jardinería y el cultivo orgánico, puedes solicitar una visita al jardín para participar en el proceso de cultivo y cosecha durante tu estancia, con el horticultor del Chablé.

¿Qué más puedo visitar en Chocholá o cerca del hotel?

Zona arqueológica de Oxkintok

Se encuentra en el municipio de Maxcanú. Está dedicado a Chaak, dios de la lluvia, y es uno de los asentamientos más importantes del norte de Yucatán.

Zona arqueológica de Oxkintok

Grutas de Calcehtok

Estas grutas pertenecen a la lista de las grutas más grandes de la Península de Yucatán. Dentro de ellas encontrarás un sistema de túneles y cavernas que se conectan unas con otras, además de cuevas con muchas, muchas estalactitas y estalagmitas. Dentro de estas grutas es posible encontrar vasijas, molcajetes, ollas y otros utensilios que nos dan ideas sobre la vida de quienes alguna vez habitaron la zona. Hay partes de estas grutas que aún no han sido exploradas.

Chocholá
Estas grutas pertenecen a la lista de las grutas más grandes de la Península de Yucatán

Es muy importante que, al irte adentrando en la gruta, ésta se va convirtiendo en una especie de laberinto, lo que hace que recorrerla sea algo tan interesante como complejo, así que, por tu bien y por el bien del lugar, te recomendamos contratar los servicios de algún guía experto, quien además enriquecerá tu recorrido con información y datos curiosos del lugar.

¿Y qué esperas?

Ahora que sabes todo lo que sabes, no tienes pretexto para no lanzarte a Chocholá. Adéntrate en la selva yucateca, conócela, aprende a convivir con ella y a aprovechar al puro estilo maya todos los recursos que la naturaleza nos ofrece.

¿Qué, ya fuiste? Cuéntanos todos los detalles, nos interesa saber más y más.

Hoteles.com

Añadir comentario

¡Síguenos!

Sigue a Hoteles.com en las redes sociales.

¿Tienes un blog y quieres hacer una alianza con los hoteles? ¡Escriba para nosotros!
E-mail: hoteles.com@jeffreygroup.com