Blog Hoteles.com

Miami: una guía rápida con todo lo bueno de Miami

Miami, ubicada en la costa este de Estados Unidos, más específicamente en el estado de Florida, es la 44ª ciudad más poblada del país: son unos 400 mil habitantes fijos y otros tantos asegurados por el vaivén de los turistas.

Esto sucede porque Miami es uno de los destinos más buscados dentro del país, ya sea por los nativos norteamericanos que buscan altas temperaturas o por los turistas extranjeros que buscan la estructura turística que ofrece la ciudad.

Miami también es uno de los destinos favoritos de los brasileños, atraídos por las playas, la cercanía con Orlando y sus parques temáticos, y principalmente por la gran variedad de opciones de compras (incluso en épocas de dólar alto con respecto al real).

miami

¿Cómo llegar a Miami?

Una mirada rápida al mapa puede desanimarte si piensas ir a Florida. Dependiendo del punto de vista, la costa este puede considerarse “del otro lado del mundo”, aunque con un poco más de calma, el destino puede quedar prácticamente “aquí al lado”.

Esto se debe a que el transporte moderno acorta las distancias de manera muy convincente. El viaje en avión dura unas 11 saliendo desde San Pablo o Río de Janeiro y suele hacerse de noche, para que la mayoría de las personas duerma durante una buena parte del trayecto y ni se dé cuenta del tiempo que pasa.

Otro detalle que ayuda al momento de viajar a Miami es la facilidad para encontrar vuelos a la ciudad: hay vuelos directos que salen de las ciudades principales de Brasil, además de otras opciones con conexiones en Brasil o en países en el camino, como Panamá, por ejemplo.

Otras formas menos convencionales de llegar a la costa este son por el mar o por carretera. El problema de estas opciones es el tiempo utilizado en el trayecto, lo que hace que solo los más aventureros o quienes tiempo de sobra realicen estos viajes.

¿Cómo desplazarse en Miami?

El lado bueno de viajar a Estados Unidos, generalmente, es que no faltan atracciones e infraestructura para los turistas. En el caso de Miami, no es diferente: la ciudad cuenta con muchas opciones de transporte, entre las cuales el visitante puede elegir según sus necesidades.

La facilidad de encontrar lugares de estacionamiento, el combustible a precio accesible y las bajas tarifas invitan a rentar un auto. Tener la libertad de desplazarte a donde quieras es una comodidad que no sale cara en la ciudad. No es necesario solicitar otra habilitación, ni hay mucha burocracia para rentar vehículos: basta con presentar el pasaporte y la habilitación brasileña.

Tampoco debes preocuparte por perderte en las calles de Miami, ya que muchos vehículos disponibles cuentan con ubicación por GPS, además de la buena señalización vial del país.

Para quienes no les gusta conducir o no recorrerán grandes distancias, el transporte público es una buena opción. Con una red que incluye ómnibus y vehículos sobre rieles, puedes desplazarte con comodidad y seguridad. Los ómnibus, por ejemplo, cuentan con aire acondicionado y no suelen circular llenos.

Las desventajas de este tipo de transporte son la necesidad de utilizar dinero cambiado para pagar el pasaje y el mayor tiempo empleado entre la espera y el desplazamiento. No siempre hay una sola opción para llegar al destino deseado. Si estás muy apurado, opta por un taxi (y prepárate para pagar un poco más).

¿Qué hacer en Miami?

Hay mucho para hacer en Miami, todo depende de los objetivos de cada turista. Sin embargo, algunos destinos son considerados obligatorios. Sería como ir a París y no ver la Torre Eiffel o ir a Río de Janeiro y no visitar el Cristo Redentor. A continuación, te presentamos algunas atracciones imperdibles de la ciudad:

Art Deco District

Es el lugar indicado para quienes disfrutan de la arquitectura y un poco de historia. Para ello, solo debes ir hasta Ocean Drive, una avenida repleta de construcciones más clásicas que se remontan las décadas del 20 y del 30. El barrio también ofrece opciones culturales, por lo que es una buena opción para escapar de la agitación.

miami

South Beach

La playa del sur, traducción libre, es un pedacito de la ciudad que merece por lo menos un día de la estancia de quienes viajan hasta allí. Con una arena blanca y un mar muy azul, South Beach es la playa principal de la ciudad y merece, como mínimo, un paseo.

Ni siquiera te tiene que gustar la playa para que puedas disfrutar del lugar. A su alrededor está lleno de restaurantes de día y hierve durante la noche, por lo que también es el lugar indicado para los que quieren un poco más de agitación.

Key West

Key West es, técnicamente, otra ciudad, aunque puede considerarse como una extensión de Miami debido a la cercanía entre ellas. Se puede acceder a esta isla paradisíaca en auto; sin embargo, prepárate para un viaje un poco largo: dura unas tres horas.

Puede parecer mucho, por eso es interesante ponerlo como una extensión del viaje y reservar una o dos noches para dormir allí.

Outlets

Las grandes atracciones de la ciudad son los outlets. Estos verdaderos centros de compras ofrecen variedad y precios bajos y son un auténtico paraíso para quienes desean renovar su guardarropas, adquirir accesorios, perfumes e incluso electrónica.

Lo mejor es que hay muchas opciones, incluso algunos dedicados a las marcas de lujo y prestigio. También poseen una infraestructura completa con amplios estacionamientos, patios de comidas variadas e incluso, en algunos, galerías de arte.

Por ello, es muy difícil ir a Miami y no volver con exceso de equipaje.

Lincoln Road

¿Prefieres caminar? Entonces disfruta de los atractivos de Lincoln Road. En esta calle, el turista encuentra unas 10 cuadras repletas de tiendas, bares y restaurantes para todos los gustos y estilos. También se pueden encontrar cines, teatros, galerías y otras opciones culturales para quienes prefieren añadir otras opciones a las compras.

Es una excelente opción para familias que no se ponen de acuerdo sobre qué hacer en el día. Quienes quieren ir de compras pueden hacerlo, mientras que los demás pueden disfrutar de las opciones variadas del lugar.

miami

 

¿Dónde quedarse en Miami?

Antes de pensar en qué hotel alojarte, es importante que tengas en cuenta la ubicación, ya que esto puede significar el éxito o el fracaso de tu viaje. Una buena ubicación, aunque suele tener precios más altos, ofrece mayores ventajas (como trayectos más cortos a los destinos preferidos). Por otro lado, los lugares más alejados pueden ofrecer otras ventajas, como habitaciones más grandes y otros beneficios por un precio más bajo.

En el caso específico de la ciudad, es importante saber diferenciar Miami de Miami Beach: la primera es la parte más continental y la segunda es un archipiélago en el cual se encuentra la mayoría de las atracciones (por lo tanto, allí están los hoteles con las mejores vistas y los precios más altos). Consulta las distancias y el tiempo necesario para los desplazamientos antes de elegir una u otra opción.

Si el dinero para el alojamiento es un poco limitado, existe la posibilidad de quedarte cerca del aeropuerto o en la ciudad vecina de Coral Gables, que cuenta con una amplia cadena hotelera en ambos lugares. EN estos casos, rentar un auto es casi primordial para disfrutar de las atracciones de Miami.

Consejos para viajar gastando poco

¿Se puede ir de vacaciones y disfrutar de los mejor de Miami sin gastar mucho? Claro que sí. Solo debes buscar y planificar bien. Mira:

El primer consejo es, en lo posible, comprar pasajes y paquetes de manera anticipada. Esto hace que los precios sean mucho más bajos que a último momento;

Otro consejo interesante es utilizar la tecnología. Existen varias aplicaciones que muestran los mejores precios para prácticamente todo, desde pasajes hasta comida, pasando por el alojamiento y el transporte;

Cuando vayas a los outlets, fíjate si los precios realmente son los mejores. A pesar de ser más bajos que en Brasil, puede haber diferencias razonables entre una tienda y otra;

Calcula cuánto gastaras en alojamiento y transporte. Ahorrar mucho en el hotel puede generar una mayor cantidad de desplazamientos, que consumirán tiempo y dinero en tu visita a Miami. A final de cuentas, pude salir hasta más caro;

No te olvides de que la moneda local es el dólar. Por eso, ten cuidado de no pensar que los productos son demasiado baratos. Por ejemplo, un producto que cuesta 5 dólares, al convertirlo, queda en unos 15 reales, lo que puede producir algunas confusiones;

Tampoco te olvides de separar algún dinero extra para las propinas. Es normal en Estados Unidos, y los restaurantes, taxistas y otros proveedores de servicios cuentan con ella. Un 10% del valor del servicio es lo habitual.

¿Te gustó nuestra guía rápida sobre Miami? Entonces sigue nuestros contenidos. Y aprovecha para reservar tu hotel en hasta 12 cuotas sin interés y sin IOF.

Hoteles.com

Añadir comentario

¡Síguenos!

Sigue a Hoteles.com en las redes sociales.

¿Tienes un blog y quieres hacer una alianza con los hoteles? ¡Escriba para nosotros!
E-mail: hoteles.com@jeffreygroup.com